Algunos apuntes de geografía médica de la ciudad de Monóvar

JOSÉ  PÉREZ  BERNABEU

—————————–

  A L G U N O S A P U N T E S

DE

G E O G R A F Í A  M É D I C A

D E  LA

C I U D A D  DE  M O N Ó V A R

 VALENCIA

LIBRERÍA DE LA VIUDA DE R. ORTEGA

Bajada de San Francisco, 11

1914

 Al Municipio de la

Ciudad de Monóvar,

 

Su Inspector de Sanidad.

 

José Pérez Bernabeu

La salud pública y el deber moral, por el cargo que desempeño, han sido los estímulos que han mo-

vido mi torpe pluma para escribir estos apuntes.

 Monóvar ( Provincia de Alicante) y Abril de 1914

   

ALGUNOS APUNTES DE GEOGRAFÍA MÉDICA

DE MONÓVAR

——————————————–

CAPÍTULO PRIMERO

———

 

CATEGORÍA Y CONDICIONES DE ESTA POBLACIÓN O AGRUPACIONES URBANAS QUE CONSTITUYEN LA PLAZA O PARTIDO MÉDICO TITULAR.

Monóvar es una Ciudad de la provincia de Alicante, diócesis de Orihuela, con Curato de término y cabeza de partido judicial de entrada, dependiente de la Audiencia territorial de Valencia, y como Juzgado de Instrucción, de la de lo criminal de Alicante.

Consta de 5 pueblos: Monóvar, Elda, Petrel, Pinoso y Salinas.

Hay Registro de la propiedad de 2ª clase y puesto de la Guardia civil, correspondiente al 15.º tercio y a la Comandancia de Alicante.

La cuantía de su presupuesto municipal es de 128.428 pesetas y 38 céntimos.

El número de familias pobres con derecho a asistencia facultativa gratuita es de 900, y tres sus Médicos titulares.

Cuenta 11.243 habitantes de hecho, con sus 25 caseríos y grupos agregados, cuyos nombres y distancias a la población son los siguientes:

Alforius, dista de la población. 9.600 metros

Alquebla………………………. 3.200 “

Alsiri…………………………… 8.600 “

Beties…………………………. … . 3.200 “

Buitrera y Collado de Salinas…. ….. 4.000 “

Cañada Roja……………………. …. 8.600 “

Cañadas…………………………… 12.750 “

Casas de la Balsa……………… … 10.000 “

Casas del Señor………………….. 10.750 “

Cavafría…………………………. 10.150 “

Cavarrasa………………………… 12.000 “

Collado de Novelda.……. .………… 3.200 “

Collado de Victoriano y Secanet……. 4.500 “

Chinorlet.…………………………… 11.100 “

Derramador y Solaneta……………. . 9.250 “

Falcones…………………………… 10.000 “

Fuente del Pino………………………… 7.200 “

Hondón……………………………………….6.250 “

Casas de Juan Blanco……………………….10.000 “

Mañar y Madara…………………….. 7.750 “

Molinos……………………………… 2.500 “

Pedrera………………………………. 2.500 “

Romana……………………………… 9.000 “

Zafra…………………………………. 4.000 “

Del estado anterior resulta que el caserío más distante de Monóvar el de <las Cañadas> y el más próximo <Los Molinos>.

CAPÍTULO II

 

LIGERA RESEÑA HISTÓRICA DE ESTE PUEBLO

—————

La historia de este pueblo hállase envuelta en denso velo en los primeros tiempos, que en vano se ha intentado descorrer, pues carecemos de documentos que nos pudieran esclarecer o ilustrar en este importantísimo punto.

En las Décadas de la Historia del Reino de Valencia por Don Gaspar Escolano y Don Juan Bautista Perales, se lee en el tomo II, página 34, lo siguiente:

<Monóvar (a quien falsamente llama monarcot, la mapa de Abrahan Ortelio), será un pueblo de unas 400 casas habitadas por cristianos y moriscos. El nombre es arábigo tomado de la palabra Monahuar, que quiere decir lugar esclarecido, como norte, luz y claridad; o también el florido o floreciente, de nahuar, que quiere decir flor.

<Fue dueño de este pueblo Don Ruy Gómez de Silva, Duque de Pastrana, y aunque antiguamente era del estado de los Mazas, caballeros nobilísimos en el Reino de Valencia, perteneció a Don Rodrigo de Portugal y Doña Margarita de Borja, abuelos maternos de dicho Duque, por una donación que hizo Doña Brianda Maza, última Señora de aquel estado>.

A los datos históricos que anteceden , añadiré los siguientes:

En el año 1200, existía ya Monóvar bajo el dominio de lo agarenos.

En el año 1258, la conquistó Don Jaime I de Aragón.

En el año 1280, pasó al dominio de Don Alfonso II, que la donó a Don Gonzalo García, Señor de Mogente, en premio de servicios prestados a la realeza.

Este Rey declaró a sus pobladores francos de todo tributo a la corona de Aragón.

En el año 1363, recibió con entusiasmo a Don Pedro I el Cruel, Rey de Castilla.

En el año 1431, la compró Don Pedro Maza de Lizana en 90.000 florines, pasando en el año 1609 al dominio del Duque de Hijar, su Señor territorial; y con motivo de la expulsión de los moriscos, sufrió igual decadencia que la mayor parte de las poblaciones de España.

Por haber defendido la causa de Felipe V en la guerra de sucesión, fue declarado este pueblo, Villa, con los títulos de Muy Noble, Fiel-Ilustre y Leal, añadiendo la flor de lis a su escudo de armas, en el que figuran tres castillos en fondo blanco, dos leones, las cinco barras de Aragón y una corona ducal.

Y últimamente, en 24 de Abril del año 1901, fue elevada a la categoría de Ciudad.

CAPÍTULO III

MESOGRAFÍA

————-

Posición topográfica.—Situación geográfica.— Orografia.—Hidrografia.—Hidrotimetria. -Geología. —Flora y Fauna.—Meteologia y Climatologia.

Posición topográfica

Encuéntrase esta población al Occidente de la provincia de Alicante, a la derecha del río Vinalopó y en la falda meridional de una colina de naturaleza caliza, coronada por las ruinas de un castillo y la ermita de Santa Bárbara.

El riachuelo Tarrafa serpentea en la parte Sur de sus inmediaciones.

Su término está limitado al Norte con Elda y Salinas, al Sur y Este con Novelda y al Oeste con Pinoso.

Situación Geográfica

Esta Ciudad está situada a los 38º 26″ latitud Norte y 2º 48″ longitud oriental del meridiano de Madrid.

Su altura sobre el nivel del mar es de 500 metros.

Mide este término de Norte a Sur 16 kilómetros, y de Este a Oeste 13 kilometros 500 metros.

 

 

 

 

 

 

 

 

Orografía

 

 

 

 

 

 

 

Este terreno es excesivamente montuoso, cortado y desnivelado en todas direcciones, y su superficie es una serie continuada de montes y valles, conteniendo unas 2.611 hectáreas de campo y 324 de huerta, poco más o menos.

Esta cercado por los montes de Salinas, Collado, Zafra, Beties y Solana, escabrosos y de peñascal, montes que en otros tiempos estaban poblados de inmensos pinares, que la ignorancia y codicia arrasaron.

Parece que en la actualidad algunos labradores inteligentes van repoblandolos .

 

Hidrografía e Hidrotimetría

Un manantial de agua potable que existe en Chinorla, a dos kilometros de la población, sirve desde tiempo inmemorial para el consumo de los vecinos del casco de la localidad.

Su análisis hidrotimétrico no deja nada que desear.

Hay otros manantiales de importancia llamados el Bull, Pedrera y Almorquí. De estos dos últimos se utilizan sus aguas, que son también potables.

El agua restante se destina a los lavaderos públicos, matadero, etc., y riego de las hectáreas de huerta mencionadas.

Hay además pozos y algibes en este término, cuyas aguas sirven para el consumo de los habitantes de los diferentes caserios o grupos agredados a esta Ciudad.

Sobre el consumo de las aguas de los pozos y algibes que hay dentro de la localidad ya expongo mi opinión más adelante, en las reflexiones científicas acerca de los medios de evitar las causas locales de morbilidad y mortalidad.

 

Geología

La constitución geológica de esta comarca corresponde al 3.er periodo de la serie neptunica o de sedimentación, llamado también terciario y a su primer piso denominado paleoterico, coceno o munmulitico.

Durante el afaroso periodo terciario y principios del cuaternario, experimentó esta región una serie de transtornos orogénicos violentisimos, hasta adquirir el relieve actual.

 

Flora o Fitología

Está representada por los vegetales siguientes:

Gramíneas : trigo, avena, cebada, centeno, maiz y grama.

Liliáceas: cebolla, ajos, azucena y ajo puerro.

Irideas: azafrán.

Urtíceas: higuera común.

Jazmíneas: olivo y jazmín de flor blanca.

Labiadas: oregano, romero , tomillo, espliego, salvia y cantueso.

Soláneas: pimiento, guindilla, patata y tomate.

Cucurbitáceas: calabaza, sandia, melón, pepino y cohombro o alficoz.

Compuestas: ajenjos, árnica, manzanilla de campo, alcachofas y lechugas.

Umbelíferas: hinojo común, anís y perejil.

Caprifoliáceas: madreselva.

Rosáceas: rosas y albaricoquero, almendro común y melocotonero.

Leguminosas: garbanzos, guisantes, habichuelas o frisoles, lentejas, alfalfa y acacia.

Roláceas: haba común.

Papaveráceas: amapola y adormidera o cascal.

Ampelídeas: la vid.

Cariofíleas: clavel y clavellina.

Violáceas: violeta y pensamiento.

Crucíferas: rábanos y nabos.

Malváceas: malva común y malvabisco oficinal.

 

Fauna o Zoología.

Mamíferos: murcielago, perro, zorra, rata, conejo, liebre, cerdo, caballo, asno, oveja, cabra y carnero.

Aves: perdiz, gallo, gallina, mochuelo, ruiseñor, pavo común, codorniz, chorlito y golondrina.

Reptiles saurios: lagarto, lagartija, y dragón.

Idem ofidios: serpientes.

Idem mirápodos: escolopendra o cien pies.

Aráguidos: araña, arador de la sarna y alacran.

Moluscos: caracol común, caracol del monte y caracolillo de los árboles.

Insecto hemipteros: pulgón, cigarra, chinche y piojo.

Idem himenópteros: avispas, abejas, moscardones, hormigas y abejorros.

Idem coleópteros: escarabajo y carcoma.

Idem diptero: mosquito, mosca y pulga.

Idem ortóptero: grillo y saltamontes.

Idem lepidóptero: mariposa.

 

Meteorología

En estos brevísimos apuntes, bien poco sabre decir sobre los fenómenos físicos que presenta la cubierta de gases y vapores que rodean la tierra.

Mas para cohonestar mi ignorancia y atrevimiento, diré solamente lo que sigue:

Este es un país donde hay pocas nieblas y nieve rarisimas veces, observándose que, desde hace algunos años, van disminuyendo las aguas de los manantiales; ríos y arroyos, y aumentado por consiguiente la aridez y sequedad de la tierra; y es opinión muy generalizada que, una de las causas de la sequía tan pertinaz que experimentamos, sea debida a las talas barbaras e inconscientes que devastaron los pinares que forman la corona de nuestros montes, dejándolos en completa desnudez; pues es evidente el influjo y armonía que tienen los árboles con la atmósfera y por consiguiente con el clima, sanidad y fertilidad de los pueblos.

Además, sufren estos labradores las heladas de muchas primaveras, los pedriscos de algunos veranos y otoños, y la constante sequedad de los vientos reintantes, cuya dirección es S.E., N.E.y O.

 

Climatología

Con el nombre de clima se comprende todas la influencias sobre la salud, determinadas por la situación de un lugar. (Ruber. T.º de Higiene)

Y está caracterizado por tres elementos principales:

1º Temperatura media del año.

2º Las variaciones que experimenta la temperatura de los días, meses y estaciones, y

3º La temperatura estival e invernal.

Por consiguiente, la temperatura media del verano es de +27º 28º.

La temperatura media del invierno, + 8º 10º .

La media de todo el año oscila entre +20º +15º.

La máxima en el verano, 34º.

La mínima en el invierno, 5º bajo cero.

El clima es muy sano; algo frío y seco desde Noviembre a Abril, y templado y suave desde Abril a Octubre.

La atmósfera está constantemente limpia y despejada.

CAPITULO IV

MESOGRAFÍA (Continuación)

————–

Descripción de la urbe.-Establecimientos públicos y privados.- Calefacción.- Alumbrado.- Vias urbanas.- Vias de comunicación en el término jurisdiccional.- Bromatología.- Vestidos.-Policia sanitaria.

 

Descripción de la urbe.

Constituyen el núcleo de la Ciudad unos 1.600 edificios, generalmente de buen aspecto, formando calles estrechas y escalonadas unos, y otros planas y espaciosas. La vista de la población es agradable.

Los edificios más notables son:

La casa del ayuntamiento, situada en la plaza de la Constitución (hoy de Canalejas), soberbio edificio de excelente gusto, de piedra de sillería y de cuya fachada mide 19 metros de longitud por 30 de elevación.

Fue construido el año 1848.

Están instalados dentro de este local los Juzgados de 1ª instancia y municipal y el local destinado para la cobranza del impuesto de Consumos.

La Iglesia Parroquial de S. Juan Bautista, de reconocido mérito artístico. Pertenece al orden compuesto. Comenzó a edificarse el año 1751 y dieron fin los trabajos en el año 1755, quedando por construir una de las torres principales.

El ex Convento de Franciscanos, abierto también al culto y en cuyo vasto edificio se encuentran el Hospital de la Caridad y el Correccional.

El Teatro, que se distingue por su elegancia.

El Casino, notabilisimo por más de un concepto, pues no tiene nada que envidiar a los mejores de la provincia, y cuyo jardín es la admiración de todos los que visitan esta población.

El Matadero y la Plaza de abastos.

Un trinquete o juego de pelota, y una nueva Necropolis.

 

Calefacción

Es directa mediante la chimenea y los braseras y por combustible la leña y el carbón.

Debo de hacer una pequeña observación.

Las chimeneas empotradas generalmente en la pared, son antihigiénicas, porque su calorificación no es uniforme, sino que la irradia a puntos proximos muy limitados; y los braseros porque producen una gran cantidad de oxido de carbono, veneno septico peligroso para la salud.

 

Alumbrado

Es de luz eléctrica.

 

Vias urbanas

Están medianamente conservadas.

 

Vias de comunicación en el término jurisdiccional

Las Vias de comunicación en este término y las distancias que nos separan de los pueblos que componen este distrito y las que nos separan de la Estación de la Capital, son los siguientes:

Dista Monóvar de Elda, 8 kilometros. Comunica por ferrocarril y camino real.

Dista de Pinoso, 20 kilómetros. Comunica por carretera.

Dista de Petrel, 11 kilómetros. Comunica por ferrocarril y camino real.

Dista de Salinas, 14 kilómetros. Comunica por ferrocarril y camino vecinal.

Dista de la Estación de F.C., 2 kilómetros. Comunica por carretera.

Y dista de la capital, 32 kilómetros. Comunica por carretera y ferrocarril.

 

Bromatología

El régimen alimenticio de los pobres y el de la clase media, es el vegetariano mezclado con el ictíaco ( sardinas, bacalao, atún, etc.) y poquísima carne.

En el de los burgueses entra además la carne, huevos, leche, etc.

El vino en las comidas es de consumo general, pero moderado.

 

Vestidos

Visten los jornaleros, sombrero o gorra, blusa, faja, pantalón, por lo regular de pana, y alpargatas. Los demás proletarios usan generalmente americana, chaleco y pantalón de lana o paño, calzando botas la mayoría.

Los burgueses visten como en todas partes.

Las mujeres del pueblo usan jubón con pañuelo de pelo de cabra, toquillas de lana, falda de percal, vichy o cretona y delantal de guinda o de percal. Calzan alpargatas o zapatos blancos de lona, y algunas como las burguesas.

Estas visten traje de batista, de seda o de cañamaque, y casi todas a la ultima moda.

En el peinado apenas se distinguen clases y categorías.

El traje característico de las mujeres de este pueblo, es el jubón de seda bordado en

oro o plata, mantón o pañuelo de Manila, refajo de lana con lentejuelas de oro o plata, y zapatos blancos con medias de seda también blancas.

 

Policía sanitaria

Está regulada por unas Ordenanzas Municipales confeccionadas el año 1883, siendo Presidente de aquel Ayuntamiento Don Paulino Verdú Rico.

CAPITULO V

 

DEMOGRAFÍA

———–

Censo de población.- Carácter físico de estos habitantes.- Ocupaciones o profesiones más comunes.- Condiciones morales o sociales.- Estadísticas (comprendiendo un decenio) de natalidad, nupcialidad y mortalidad.- Fecundidad.- Movimiento de población.- Emigración.- Inmigración.- Morbilidad o Patología. dominante.- Epidemias y Epizootias.

 

Censo de población

De derecho: Número de varones…….. 5.567 Total

” ” de hembras…… 5.709 11.376

Población de hecho: varones………… 5.552 Total

” ” hembras……… 5.691 11.243

 

Caracteres físicos de estos habitantes

Los naturales de esta población son de regular estatura, más bien altos que bajos, de temperamento sanguíneo, buena constitución y de gran resistencia para el trabajo agrícola, que es su ocupación habitual.

 

Ocupaciones o profesiones más comunes

A los trabajos agricolas, como he dicho antes, se dedican la mayor parte de los habitantes de esta población.

Porque si bien la profesión agrícola comprende clases bien diferentes, como los propietarios, arrendadores, criados, pastores, viñadores, etc., en general, a los trabajos rudos de la agricultura solamente se dedican los jornaleros.

Por otra parte, la emigración constante de los hombres, ha hecho que la inmensa mayoría de las mujeres, sobre todo las más jóvenes, se dediquen a la confección de randas, para poder ganar con machisímo trabajo, un exiguo jornal con que atender a las necesidades más vitales de sus familias.

 

Condiciones morales y sociales

Los naturales de esta población son francos, alegres y apacibles y aficionados a diversiones, pero de buenas costumbres (cuya pureza de otros tiempos parece que se va perdiendo), trabajadores, honrados y laboriosos, y sobre todo respetuosos con las autoridades.

 

Estadística (comprendiendo un decenio) de natalidad nupcialidad y mortalidad

Estas estadísticas arrojan los siguientes datos en el decenio comprendido desde el año 1903 hasta el año 1913 inclusive:

Natalidad :

Nupcialidad :

Y mortalidad:

Hay, pues, una diferencia entre los nacidos y los muertos de

 

Fecundidad

Por lo observado resulta que la fecundidad ha sido siempre en los matrimonios pobres mayor que en los de los ricos. Por esto se llaman proletarios; y generalmente los más fecundos son aquellos matrimonios en los que la mujer tiene unos pocos años menos que el hombre; y éste es mas fecundo hasta la edad de 35 años y aquélla asta los 25.

 

Emigración e Inmigración

Debido a la crisis agrícola que atravesamos, nótase una creciente emigración de proletarios que alarma.

La inmigración es nula o casi nula.

 

Morbilidad o Patología dominante

Las enfermedades que aparecen en el cuadro patológico de este término municipal, son inestables en sus formas.

Marcase en ellas el carácter inflamatorio en el invierno; el catarral en primavera y otoño, y el desequilibrio morboso del aparato gastro-hepático en verano.

De modo que la morbilidad generalmente reinante, corresponde a los estados flogisticos y catarral de los aparatos respiratorios y digestivo.

Pertenecen al primer estado, las anginas, laringitis, bronquitis, bronco-neumonías y pleuresias.

Y al segundo, las gastritis, gastro-enteritis y entero-colitis.

En la estadística de la morbilidad infantil predomina la diarrea verde infecciosa.

Y en la estadística sanitaria de las enfermedades infecciosa e infecto-contagiosas, se observan la coqueluche, difteria y crup, grippe y neumonía infecciosa.

También se presentan con relativa frecuencia las enfermedades debidas a una nutrición retratada o imperfecta, como el reumatismo, gota, colelitiasis, nefrolitiasis diabetes sacarina, herpes y otras dermatosis polimorfas.

Dos manchas sombrías entenebrecen de un modo alarmante el cuadro morboso de esta población:

La tuberculosis y la calentura tifoidea.

La tuberculosis es la plaga más terrible de nuestros tiempos y la dolencia principal entre todas las enfermedades sociales.

. La calentura tifoidea aparece algunos años con más incremento que otros, no siendo muy notable el número de invadidos, ni tampoco alarmante.

Epidemias y Epizootias

Las epidemias que reinaron durante estos últimos años fueron: la difteria, grippe, sarampión y coqueluche.

Y las epizootias fueron: la bacera, glosopeda, viruela y sarna.

CAPITULO VI

DEMOGRAFÍA (continuación)

————

 

CAUSAS LOCALES DE MORBILIDAD Y MORTALIDAD.- REFLEXIONES CIENTIFÍCAS ACERCA DE LOS MEDIOS DE EVITAR DICHAS CAUSAS Y SANEAMIENTO DE LA LOCALIDAD. – VIDA MEDIA.- INSTRUCCIÓN PÚBLICA.

 

Causas locales de morbilidad y mortalidad

Los factores etiológicos de morbilidad y mortalidad de esta población, los tenemos en el aire que respiramos, en el agua que bebemos, en los alimentos, en la enormidad de los impuestos, en la escasez de los salarios, en el trabajo rudo del jornalero que come mal y poco, en la usura sin conciencia, en los consumos que nos consumen, en la inmoralidad, codicia e impunidad de todos los defraudadores que se enriquecen a costa del prójimo, y en la cobardía de las autoridades que no se atreven a castigar a los grandes vampiros que trabajan en la sombra y en pleno día con patentes de corso.

Reflexiones científicas acerca de los medios de evitar dichas causas y saneamiento de la localidad

Si yo tuviera el acierto de exponer científicamente algunas reflexiones útiles que evitasen las causas de morbilidad y mortalidad de esta población y aconsejar los medios indicados para el saneamiento de la localidad, me daría por satisfecho.

No obstante, con el temor consiguiente por mi ignorancia y atrevimiento, expondré con sinceridad las que me sugiera mi leal saber y entender, aunque se lean por algunos intelectuales con un gesto de desdén.

Principio estas reflexiones recordando el articulo 151 de nuestras Ordenanzas Municipales, que dice así:

< Todos los vecinos de esta localidad están obligados, tanto en invierno como en verano, a tener siembre barridas la parte de la calle correspondiente a la confrontación de sus respectivas casas, hasta la mitad del arroyo, regándola antes de barrerla.

En el verano las regarán o rociarán con agua clara y limpia por mañana y tarde y después barrerlas>.

Sabia y previsora medida la de la dignísima autoridad que ordenó la inclusión de este articulo en nuestras Ordenanzas Municipales, pues la limpieza pública, manifestada por el estado del suelo, da siempre la medida le la limpieza doméstica.

Además, la limpieza de las calles influye de un modo saludable sobre las cualidades del aire, que sin aquella condición, llevarían las polvaredas constantemente los gérmenes de las enfermedades a todas las habitaciones.

Y en corroboración de la inmensa importancia del articulo mencionado, copiaré lo que Tyndall, autoridad indiscutible en cuestiones de higiene pública, decía en una de sus conferencias, dada en la Ciudad de Glasgow, dirigiéndose al auditorio:

< Considerad las desgracias que las partículas flotantes en el aire atmosférico han causado a la humanidad desde su origen, ya durante las épocas históricas, como en las prehistóricas; considerad el número de existencias que sucumben en los hospitales a causa de la putrefacción de las heridas; considerad las pérdidas ocasionadas por no tener cabida en los hospitales, o en la época que éstos no existían; considerad también el número de muertos que hasta ahora han seguido a los de los campos de batalla, cuando las bacterias destructivas puestas en acción, engendraron una mortalidad, frecuentemente mucho más destructiva que la batalla misma; añadir a esto, que en tiempo de epidemia, la materia flotante está mezclada con frecuencia, casi siempre, a los gérmenes productores de las enfermedades y llevan consigo el contagio y la muerte a naciones y continentes; reflexionad, por último, en cuanto acabo de decir, y convendréis conmigo en que los males de la guerra, diez veces multiplicados, son nada en comparación con los desastres que produce el polvo atmosférico>.

Nota.- Debo de recordar también en este sitio, el oficio que el día 31 de Enero del año 1910 dirigí a los señores Empresarios del Teatro y al Presidente del Casino de esta Ciudad:

< Reconocidos como insalubres todos los locales a donde acuden multitudes sospechosas, bajo el punto de vista higiénico, y en los que la antropotoxina o zootoxina de la exhalación humana, juntamente con el polvillo flotante (partículas finisimas y brillantes visibles por los rayos del sol) salpicado por el exputo y la saliva, y levantando al rozamiento de los pies y vestidos, hacen posible la transmisión de los gérmenes productores de las enfermedades, yo le ruego encarecidamente se coloquen en los sitios necesarios y a metro y medio del suelo, escupideras antisépticas fijas y cerca de ellas en lugar visible y con caracteres claros, letreros recomendando su uso, para evitar peligros serios y duraderos (declaración de guerra al exputo).

< También le suplico que durante las primeras horas de la mañana, se tengan completamente abiertas el mayor tiempo posible, puertas, ventanas y balcones, etc., para establecer intensas corrientes de ventilación e iluminación naturales, pues para hoy, vienen practicándose deficientemente estas operaciones y otras, que al buen criterio de V. y de esta Junta Directiva dejo encomendado>.

Otro de los medios de evitar las causas posibles de morbilidad, consiste en conducir el agua de Chinorla, cuya potabilidad es innegable, desde su manantial hasta la población, por tuberías de hierro o de otra clase mejor, que la que tenemos, que es detestable; en la que penetran las raíces de las plantas que crecen a su derredor y se filtran las sustancias orgánicas en descomposición, procedentes de los estercoleros proximos, contaminando el agua, y quizá llevando los gérmenes de algunos procesos infecciosos.

También debiera evitarse que los vecinos del casco de la Ciudad beban las aguas impuras de los pozos y algibes enclavados en medio de las casas, las que por sus condiciones, por su estancamiento, por tener casi siempre a su derededor pozos negros, retretes y absorbedores, no pueden tener y no tienen ninguna garantía de salubridad, pues encierran un contingente aterrador de bacterias.

Y sigo con mis reflexiones.

El artículo 124 de la Instrucción general de Sanidad, dice: < Es obligatorio para todos los Médicos y para los cabeza de familia, para los jefes de establecimientos o de talleres o fábricas, para los dueños o gerentes de fondas, posadas y hospederías, la declaración al Inspector municipal de Sanidad, de las enfermedades infecciosas comprendidas en el Anejo núm. 1 (1), tan pronto haya motivo racional

(1) Anejo núm. 1 de la Instrucción general de Sanidad: <Las enfermedades infecciosas, contagiosas e infecto-contagiosas en que serán obligatorias la declaración del caso a las autoridades; la desinfección esmerada del enfermo, anejos y dormitorio y el aislamiento posible y suficiente, prescritos en la Instrucción general de Sanidad son, según informe de la Real Academia, las siguientes: cólera, fiebre amarilla, tifus exantemático, disentería, fiebre tifoldea, peste bubónica, viruela, variololda y varicela, difteria, escarlatina, sarampión, meningitis cerebro-espinal, septicemia, y singularmente la puerperal, coqueluche, grippe y tuberculosis>.

para pensar que existen en los establecimientos o en las casas de su dirección o cuidado. El aviso se debe comunicar al Inspector municipal>.

Hasta ahora no ha habido motivo, y sospecho que no lo habrá nunca, para cumplir con este trascendental articulo de la Instrucción.

Aquí se compran, venden y cambian las ropas que usaron el tuberculoso y cuantos padecieron enfermedades infecto-contagiosas, sin que nadie, y lo digo con toda la desnudez que la verdad requiere, sin que nadie, ni autoridades, ni médicos, ni profanos, se preocupen de todas estaspequeñeces sanitarias.

Y lo más sorprendente de la indolencia característica de los compañeros, que no declaran las enfermedades comprendidas en el Anejo 1º, al Inspector municipal de Sanidad, cuando no debieran sustraerse al cumplimiento de este artículo, cualesquiera que fueren las contingencias de esta declaración, que la ley ordena y nuestro deber lo impone.

Por consiguiente, es menester que consideremos todos como un deber de humanidad el desinfectar las ropas y todos los objetos contaminados y la de las habitaciones donde vivieron y murieron aquellos enfermos afectos de enfermedades contagiosas; y las ropas desinfectadas, entregarlas a la lavandera para que bajo su más estrecha responsabilidad, las laven y aclaren en lavaderos especiales, absolutamente aislados de los destinados a los usos ordinarios; y cuando las circunstancias lo obliguen, que tenga el Ayuntamiento una estufa de desinfección para proceder a la de las ropas infectadas, antes de ser lavadas por las mujeres de las casas, o las lavanderas de oficio (1).

 

  • Por este motivo dirigí a los médicos de esta Ciudad, con fecha 12 de Julio de 1904, el siguiente oficio:

 

<Llama poderosamente la atención de esta Inspección de Sanidad el contingente aterrador de tuberculosos que arroja todos los años la Estadística sanitaria de esta población.

<Y con el fin de que cese el punible abandono y olvido que todos tenemos a cuanto afecta a la higiene profiláctica, suplico a V. aconseje y hasta autoritariamente lo imponga, que las ropas de vestir o de cama, muebles, alfombras, cortinajes, tapicería y demás objetos que puedan estar contaminados, no se vendan, cambien o regales, sin antes desinfectarlos cuidadosamente los más costosos, quemando sin contemplación alguna los menos necesarios y costosos.

<Pues no ignora V. Que todos estos objetos, vectores pueden ser y lo son generalmente de todas las enfermedades infecto-contagiosas y por consiguiente del bacilo de Koch, causa ocasional de aquella terrible enfermedad que solo necesita terreno abonado para invadir insidiosamente los organismos depauperados por la miseria fisiológica o minados por otras afecciones o vicios orgánicos desconocidos hasta por los observadores más cínicos y perspicaces.

<También aconsejará con su autoridad científica indiscutible, que las habitaciones o casas donde vivió o murió un tuberculoso, se alquilen o vendan sin antes desinfectarlas con todo el esmero o cuidado necesarios. Nada le digo sobre los consejos higiénicos que V. sabrá dar, allí donde la voz del sacerdote médico pueda y deba ser oída.

<Y supuesto que V. Comprenderá, la misión que nos está encomendada, huelga el que le diga que debemos avanzar resueltamente por el camino de la higiene y salubridad que conduce a los pueblos, por su bienestar y prosperidad, a la vanguardia de la humanidad.

<Me consideraré satisfecho, si al cumplir con mi penoso y sagrado deber, no se infringe por nadie el art. 202 de la Instrucción, pues en otro caso, con harto sentimiento y sin ninguna consideración a la amistad y compañerismo que a tal trance me empujaran, usaría de la facultad que me concede el art.198, o daría parte a la Superioridad, si el hecho constituyera delito.>

Aquí hay mataderos clandestinos y se venden carnes de reses enfermas y aves de corral, sin la revisión debida; se consumen embutidos y jamones sin previo reconocimiento facultativo y se venden adulteradas todas las especies destinadas al consumo. Al vino se le bautiza y confirma, y al pueblo se le engaña en todo, sin que nadie se interese por él.

Y paso a exponer otras reflexiones.

La higiene aconseja y la ley ordena, que se alejen de poblado todos los focos de emanaciones impuras, y que los establecimientos que las produzcan se hallen bien orientados, para que los vientos predominantes no lleven a la población los gases del humo de estas fábricas, porque son peligrosos e incómodos para el vecindario.

Hoy como ayer, y quizás lo mismo mañana, los Inspectores municipales de Sanidad, carecemos de la autoridad y garantia necesaria para corregir a los quebrantes las leyes sanitarias; y no se nos arguya en que los artículos 54 y 58 de la Instrucción general de Sanidad nos faculta para proceder y acordar sin la intervención directa e inmediata de la autoridad local, y por los artículos 198 y siguientes, nos facultan además para imponer correcciones.

Esto son coplas de Calaíno.

Guárdense los Inspectores de Sanidad municipal de tomar ninguna iniciativa sin previo permiso de la autoridad; y cuando por invitación o requerimiento de ésta, o de los particulares, nos veamos en el deber ineludible de hacer alguna de las advertencias que nos sugiera el cumplimiento de nuestro deber, no la hagan sin consultar antes con el Sr. Alcalde y éste a su vez lo haga con algún rábula, pues sin este marchamo serán devueltas a su sitio de origen, todas las indicaciones sanitarias que se hagan por justísimas y legales que sean.

¡Pobre del Inspector municipal de Sanidad inexperto que ignore que ejerce de Quijote tomando en serio en estos tiempos que padecemos las pequeñeces sanitarias inherentes a su sagrado ministerio, porque quedará maltrecho por sus atrevidas andanzas!

¿De qué sirve aconsejar que se inspeccione escrupulosamente las carnes, embutidos, pan, vino, aceite y harinas, y todos los artículos de primera necesidad, en su cantidad y calidad, y llamemos la atención sobre los establecimientos incómodos, insalubres y peligrosos, si han de hacer oídos de mercader e impunes han de quedar las faltas o delitos?

Y si por casualidad alguna autoridad celosa de sus deberes quisiera atender a nuestras observaciones científicas para el bien colectivo, se estrellaría contra los ruegos o exigencias del amigo particular o político, las imposiciones imperiosas del cacique o caciquillo, o las amenazas de un ultimátum de cualquier burgués de pasarse a los de la acera de enfrente, él y todos sus corifeos, si no se le tolera todos los abusos o supuestos derechos que con juicio notorio de la salud pública se crearon a la sombra de una impunidad, que la cobardía de muchos y la concupiscencia de otros por el poder, confirmaron por sagrados e inviolables.

Vida media

La vida media de estos habitantes se calcula de 35 a 45 años.

 

Instrucción pública

Hay en esta Ciudad cinco escuelas públicas; dos de niños, dos de niñas y una de párvulos, y exceptuando esta última que reúne regulares condiciones, las demás no las tienen ni regulares.

 

Hay además 6 ó 7 escuelas privadas… Santo silencio profeso.

Las tabernas y cafés reúnen mejores condiciones higiénicas.

 

CAPÍTULO VII

 

PRODUCCIÓN, CULTIVOS AGRÍCOLAS, COMERCIO E INDUSTRIAS LOCALES EN RELACIÓN CON LA PATOLOGÍA E HIGIENE. – HIGIENE EN GENERAL.- ALCOHOLISMO–CRIMINALIDAD: SUS CAUSAS Y REMEDIOS.

 

Producción, cultivos agrícolas, comercio e industrias locales en relación con la Patología e

Higiene.

La principal cosecha en este término municipal es el vino, del que se recolectan anualmente cerca de un millón de cántaros. También produce como dije anteriormente, aceite, almendras, anís, cereales, cominos, legumbres, hortalizas y frutas.

Los cultivos agrícolas van transformándose, pues algunos labradores inteligentes, los hacen con arreglo a los adelantos modernos, y pronto seguirán este ejemplo, los más reacios y los partidarios del dios éxito.

El comercio de exportación, consiste en vinos, aguardientes y almendras, anís, higos y randas.

El de importación, versa sobre el aceite, harinas, cereales, coloniales y hortalizas.

Industria.- Hay fábricas de aguardientes y licores. Almacenes de vinos especiales y fondillones. Fábricas de aserrar maderas y mármoles; bujías, calzado, cera, cestas, curtidos, gaseosas, jabones, objetos de mimbre, yesos y tubería de piedra.

Tiene esta Ciudad un establecimiento de energía eléctrica y en explotación algunas canteras de piedra de construcción muy aceptable.

El comercio y las industrias locales, son por ahora de relativa importancia y no acierto a relacionarlas con la Patología e Higiene.

Sin embargo, me aventuro a exponer la hipótesis de que la vida sedentaria y en locales como las fábricas de cestas, alpargatas, randas, etc., puede ser un factor etiológico importante de anemia, cloro-anemia y de todas las enfermedades dependientes de una miseria fisiológica.

Higiene en general

Es algo satisfactoria. Las calles están bastante limpias. Las casas son de un piso, de dos y de tres pisos, con habitaciones metódicamente distribuidas, aireadas y bañadas por el sol, techos altos, paredes enlucidas con yeso y pisos secos.

Hay además muchísimas cuevas y en algunas, muy pocas, la higiene está reñida con sus moradores.

Mas a pesar de algunos puntos negros, puede decirse que la nota dominante es la curiosidad.

 

NOTA.- No debo pasar en silencio, antes de terminar este artículo, las observaciones hechas por el médico de la Armada norteamericana retirado, mister R.C. Riggs, el que ha demostrado, que la fiebre tifoidea es transmitida de los enfermos a los sanos por las picaduras de los chinches, y cucarachas pero principalmente por los chinches, y según el modo de pensar de los modernos higienistas, los chinches, pulgas, piojos, cucarachas, moscas, mosquitos y todos los animales semejantes que viven en domesticidad, <sobre otros, tales como las ratas, gatos, perros, etc., son los vehículos ordinarios del contagio de muchas enfermedades que hasta ahora se han atribuido al contacto directos de hombre a hombre o al de las ropas>.

Si es así como todo lo hace creer, se impone una guerra a muerte contra toda esa fauna, sobre todo en las casas particulares en donde tendrán muchísimo cuidado, al empezar la primavera y verano, de revisar las camas, colchones y muebles, mesas de noche y las uniones de las piezas que constituyen el pavimento, para que limpiados, se les pongan polvos insecticida o se den pinceladas de petróleo o aguarrás, etc., a fin de evitar el desarrollo de los insectos portadores en tiempos epidémicos de algunas enfermedades infecciosas o parasitarias.

 

Alcoholismo

Se entiende por alcoholismo todos lo perjuicios causados por el alcohol en el organismo humano.

Este vicio maldito, al parecer, no ha encontrado hasta ahora en esta población, terreno abonado para su propagación.

Mas como al exponer las condiciones morales y sociales de estos habitantes, manifesté que la pureza en las costumbres de otros tiempos se iba perdiendo, es justo que yo señale el pronóstico peligroso del alcohólico, si persevera en su costumbre perniciosa.

Paso, pues, a hacer algunas observaciones de higiene profiláctica que parecen indicadas en estos apuntes y que copio de Bergeret: <Del abús des boissons alcoholiques, dangers et inconvenients pour les individus le familie et la societé>.

<En los cafés, casinos y tabernas es donde el abuso de los espirituosos produce más graves perjuicios para la sociedad>.

<De medio siglo a esta parte se han extendido sobremanera estos lugares de corrupción, encargados de absorber los recursos y la consideración de las familias>.

<Campesinos honrados, jornaleros y artesanos laboriosos, huid de estos sitios donde destruís vuestra salud y devoráis el pan de vuestros hijos>.

<El aire que allí se respira está corrompido, cargado de humo de tabaco, de vapores alcohólicos y de toda clase de emanaciones mefíticas>.

<Ved cuantos infelices obreros entran en los cafés, casinos y tabernas para ahogar su razón en

los licores y cervezas>.

<¿Sabéis lo que ganáis en medio de este aire denso, impuro y nauseabundo? El germen de multitud de enfermedades y, principalmente, el de la enfermedad de la miseria, la tuberculosis; la

desorganización del hogar doméstico, de donde se deriva el poco amor al trabajo y la desdicha para la familia entera. Este triste cuadro que se ve todos los días>.

<Huid, pues, honrados trabajadores, artistas laboriosos, de estos sitios de corrupción, si queréis conservar puro el nombre que os dejaron vuestros padres y si miráis por el porvenir de vuestros

hijos>.

De modo que los perjuicios que causa el alcohol, tanto desde el punto de vista moral, como desde el punto de vista de la salud, son incalculables.

La locura es casi siempre la consecuencia obligada del alcoholismo.

Las enfermedades contagiosas que atacan a un alcohólico (tifoidea, grippe, bronconeumonía, etc.),que podrían ser benignas en otros, a él le matan casi siempre.

El alcohólico transmite a los descendientes los caracteres anatomo-fisilógicos de los progenitores, ya de los más inmediatos (herencia directa de padres a hijos), ya de otros anteriores, (herencia ancestral, herencia atávica), dejando entre medias una o varias generaciones en las que, aquellos caracteres no llegan a ponerse de manifiesto, pero en los que debe existir, sin embargo, la modificación inicial que les da origen, ya que en un momento dado pueden reaparecer.

Así es que el alcohólico, atacado en sus facultades procreadoras, da al mundo menos hijos, y estos son, generalmente, enfermizos, ruines, mal hechos, idiotas, malogrados, epilépticos y aficionados al vagabundaje y al crimen, y él va siempre, durante su vida miserable, camino de la decandencia y de la degeneración.

  

Criminalidad

La estadística de criminalidad en esta Ciudad y su término, ha sido la siguiente, durante el año

1913:

Injurias 1

Hurto 1

Lesiones 2

Robo 4

Estafa 5

Homicidio frustrado 1

Amenazas 2

Allanamiento de morada 1

Homicidio 1

Desobediencia 1

Sus causas y remedios

Ante todo es preciso reconocer la existencia de una herencia criminal, así como también la de una herencia degenerativa. (Opisso. Medicina social).

Y admitida como estigma constitucional esta causa de perversidad, señalaremos además como

causas determinantes de criminalidad, el juego, el lujo, la miseria y el alcoholismo.

Contra el juego, ¿qué remedio he de proponer si los gobernantes son sus primeros fomentadores?

<No hablaré, dice el elocuente Buffon en sus nociones de Aritmética moral, de los juegos inventados por el artificio y calculados por la avaricia, en los cuales pierde la casualidad parte de sus derechos, y en los que la fortuna no puede nunca equilibrarse, porque invenciblemente es siempre arrastrada y obligada a inclinarse de un mismo lado. En tales juegos, las casualidades, repartidas desigualmente, presentan una ganancia tan segura como indecente al uno, y no dejan al otro más que una pérdida segura e ignominiosa; así sucede en el juego de banca, en el cualel banquero es un estafador notorio y el apunte es un necio que se deja engañar, y del cual no se hace mofa porque así está convenido>.

Yo opino que los remedios más eficaces contra el juego son el Alcalde y la Guardia civil.

Contra el lujo, consecuencia de la degradación del individuo y poderoso factor de criminalidad, no se puede luchar sino con la educación y la instrucción.

Contra la miseria es dificilísimo resolver el problema. Es tan grande el desequilibrio entre las necesidades y los medios de producción, y tan inmenso el afán de enriquecerse de unos cuantos, lanzando sin piedad a la miseria a gran número de infelices, que es inútil que los médicos, los higienistas, los sociólogos y los hombres de corazón, se esfuercen en señalar las causas de los males sociales y sus remedios, si los que debieran ser los primeros en coadyuvar a la obra de mejoramiento de la clase proletaria, hacen precisamente lo contrario, ora rebajando los salarios hasta el extremo de ser de todo punto insuficientes para cubrir las primeras necesidades de la vida.

Mas téngase siempre presente, que en el desequilibrio entre las necesidades y los medios de producción del individuo, existe una de las condiciones primordiales del crimen.

Contra el alcoholismo ya dije anteriormente cuanto quería decir, y como corolario, añadiré lo siguiente: De un tronco alcoholizado casi siempre salen tres ramas frondosas. La criminalidad, la locura y la tuberculosis.

Y permítame el discreto y benévolo lector, que antes de terminar estos apuntes, invoque a Higia, diosa mitológica de la salud, para que me infunda la inspiración que necesito para saber despertar la adormecida mentalidad y el altruismo latente de este Municipio, para que conceda a la higiene pública toda la importancia que merece; y los vecinos todos cooperen a hacer más eficaz y cumplida la acción de la Autoridad; pues de este modo, bien podremos cifrar nuestra esperanza en el triunfo, aunque lejano, de la doctrina del derecho que tiene el pueblo, a la vida, a la salud y a su bienestar, porque la salud es el bien más precioso del rico y la única propiedad que tiene el pobre.

 

FIN

 

ÍNDICE

Págs.

CAPÍTULO PRIMERO: Categoría y condiciones de esta Ciudad o

agrupaciones urbanas que constituyen la plaza o partido medico titular……………………………………………………………………………… 7

CAPÍTULO II: Ligera reseña histórica de este

pueblo………………………………………………………………………………… 9

CAPÍTULO III, Mesografía: Posición topográfica.-Situación geográfica.

-Orografía. -Hidrografía. -Hidrotimetría. -Geología. -Flora y Fauna.

-Meteorología y Climatología………. ……………………………………………. 11

CAPÍTULO IV, Mesografía (continuación): Descripción de la urbe.

-Establecimientos públicos y privados. -Calefacción. -Alumbrado.

-Vías urbanas. -Vías de comunicación en el término jurisdiccional.

-Bromatología. -Vestidos. –Policía sanitaria………………………………………. 17

CAPÍTULO V, Demografía: Censo de población.-Caracteres físicos de estos habitantes.-Ocupaciones o profesiones más comunes.- Condiciones morales

y sociales.-Estadísticas (comprendiendo un decenio) de natalidad, nupcialidad

y mortalidad.- Fecundidad.-Movimiento de población. -Emigración. -Inmigración.

-Morbilidad o Patología dominante.- Epidemias y epizootias………………………21

CAPÍTULO VI, Demografía (continuación): Causas locales de morbilidad

y mortalidad. -Reflexiones científicas acerca de los medios de evitar dichas causas y saneamiento de la localidad.-Vida media.- Instrucción pública.………………………………………………………………………………25

CAPÍTULO VII, Demografía (continuación): Producción, cultivos agrícolas,

comercio e industrias locales en relación con la Patología e Higiene. -Higiene

en general.-Alcoholismo.-Criminalidad: sus causas y remedios……………………35

Tornar a l’Índex

Compartir


Un comentario en “Algunos apuntes de geografía médica de la ciudad de Monóvar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>