Vidal Vidal, Bárbara

barbaravidalvidal

(Monòver 1949) Pintora. Germana de Lorenzo. Filla de Lorenzo i María. Casada amb José Vicent. Mare de Bárbara i José Alberto.

La trayectoria pictórica de Barbara Vidal es relativamente corta si tenemos en cuenta que empezó a pintar hace tan solo 5 años. Un espacio breve si de carrera artística hablamos, sin embargo esta autora ha sido una artista oculta toda la vida. Digo esto por que, hablando con ella, he descubierto que sus inquietudes por la literatura, el arte y la creación nacen cuando todavía era una niña. Condicionantes de la vida, Barbara ha dedicado toda su existencia al trabajo y a la familia, lo que ha hecho que -a pesar de haber dibujado y practicado con bastante éxito la fotografía- haya tenido que esperar hasta ahora para poder dedicarse con afán al pincel.

Me confiesa que le gustan mucho los pintores monoveros, especialmente Francisco Peiró del cual admira sus colores y también su técnica, de la cual me dice que que –aunque esta última sea aparentemente fácil- encierra su complejidad.

La exposición que nos presenta -todo y ser la primera- revela una gran capacidad de trabajo y un notable dominio de la técnica del óleo, bien sobre lienzo, bien sobre tablilla. También observamos una gran diversidad temática que nos hace pensar que a diferencia de otros pintores mas veteranos de escuela definida, Barbara explora muchos y diferentes temas y motivos, como diciéndonos que está en plena búsqueda de su propio estilo. Esto, que es una característica típica de los pintores noveles lo afronta con bastante madurez, imprimiéndole a cada cuadro una visión global que demuestra que los ha trabajado de principio a fin y sin improvisaciones.

Aunque en la actualidad imperan paisajes y bodegones coloristas donde el Monóvar antiguo predomina, en un futuro piensa intentar el retrato y la espátula, dos de las asignaturas pendientes que ella misma se ha impuesto.

Creo particularmente que la potencialidad artística de Bárbara Vidal sobrepasa a la misma pintura y que en cualquier otra disciplina artística que hubiese practicado habría conseguido con el mismo éxito plasmar su decidida personalidad, su vitalidad, su afán de conocimiento y sobre todo el desbordante apasionamiento que encierra su corazón.

Rafael Poveda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.